Sanación

Tú cargas tu herida. Con el ego todo tu ser es una herida. Y la llevas contigo. Absolutamente nadie tiene interés en hacerte daño. Absolutamente nadie está interesado en herirte intencionalmente; todo el planeta está ocupado en resguardar sus heridas. ¿Quién tiene puesto que la energía para hacerlo? Mas todavía de esta forma sucede, por el hecho de que estás tan presto a que se te hieran, tan preparado, únicamente aguardando, expectante que suceda, cualquier cosa. Tu no puedes tocar a un hombre del Tao. ¿Por qué? Por el hecho de que no hay ninguna persona a quien tocar, no hay herida. Él está sano, curado, es uno. Esta palabra total es bella. La palabra sanar viene de total y la palabra sagrado asimismo viene de total (del inglés heal y whole). Él es total, está curado, es sagrado. Permanece atento a tu herida. No le asistas a medrar, deja que se cure; y va a ser curada solamente cuando vayas a las raíces. Cuanto menos estés en la cabeza, más se va a curar la herida. Sin cabeza no hay herida. Vive una vida sin cabeza. Desplázate como un ser total y admite las cosas. Sólo por 24 horas inténtalo: aceptación total, ocurra lo que ocurra. Alguno te insulta; admítelo, no reacciones y observa lo que ocurre. De pronto vas a sentir una energía fluyendo en ti que no has sentido ya antes.
Sanación  - Osho Zen Tarot
Sanación – Osho Zen Tarot

Comentario:

Es una temporada en la que las heridas de manera profunda sepultadas del pasado salen a la superficie, listas y preparadas a ser curadas.

La figura en esta carta está desnuda, frágil, abierta al toque cariñoso de la existencia. El aura en torno a su cuerpo está repleta de luz y, la cualidad de relajación, de cuidado y amor que le rodea, disuelve su lucha y sufrimiento. Lotos de luz aparecen en su cuerpo físico y cerca de los cuerpos sutiles de energía que afirman los curadores que nos rodean. En todos y cada uno de ellos de estos niveles sutiles aparece un cristal curativo o bien un patrón.

Cuando estamos bajo la repercusión curativa del Rey del Agua, ya no nos escondemos más de nosotros mismos o bien de otros. En esta actitud de apertura y aceptación podemos ser curados y asistir a otros a estar sanos y totales.


Cuando se habla de curación en el camino del Zen, en el Budismo, se habla de la herida personal que acostumbra a llevarse como una carga a lo largo de nuestra vida. La herida más grande que aparece en nuestro interior. Está directamente relacionado con el ego, el ego cuando se apropia de nuestro ser lleva consigo un dolor incesante, un dolor que no se encara, un dolor que continúa en lo escondo de nuestro interior.  Al mirar a nuestro alrededor jamás veremos a personas que deseen herirnos intencionalmente, vamos a ver de seguro a personas que solo procuran cuidarse a sí mismos, de esta forma solo apuntan a mirar sus heridas y por consecuente no pueden mirar cara el costado y prevenir el dolor cara los demás. En ocasiones puedes encerrarte tanto en tus heridas que solo puedes ver un ambiente que pareciese favorezco a herirte de manera directa, mas verdaderamente no es de esta forma, la pura realidad es que esas personas ya antes de herirte a ti se hallan lastimandose a sí, todo siempre y en toda circunstancia virando en un ambiente que es dominado por este infantil ego.

Es por esta primordial razón que en el budismo esto no sucede, cuando miramos al hombre del Tao vemos a un hombre que no tiene heridas, estos hombres se hallan sanos, en ellos se ve la palabra precioso puesto que se han curado. El estar curado se conoce como sagrado en el camino del Zen.

Cuando salga esta carta de Curación en tu tirada de Tarot de Osho vamos a ver una realidad de heridas del pasado en la realidad de tu presente, se puede estimar como dejas que tus heridas limiten tu presente y por consecuente el futuro. El claro mensaje de esta carta del Tarot es que te liberes de estos dolores producidos por tu ego.  Deja de meditar todo ambiente a ti, mira la realidad de que el dolor no es solo tuyo y que las personas que te hirieron de igual manera lo hicieron con ellos mismos. Deja que tu herida cure, la única forma de sacar los dolores es encarando las raíces, no es tratando de olvidar, sino se sale examinando y comprendiendo, este último término es esencial puesto que tras la aceptación esta el auténtico instante del supuesto olvido.

Vemos en esta carta del Tarot de Osho la imagen de una mujer desnuda como claro símbolo de pureza, podemos querer un grado de vulnerabilidad mas se halla rodeado de una existencia que expande una energía de amor. Vemos un aura en torno a este cuerpo que contiene una luz bien fuerte, esta representa la relajación, la calma, la entendimiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tarot Osho Zen
error: Content is protected !!