10 – Cambio

La vida se repite a sí de manera estúpidamente – salvo que te des cuenta, proseguirá repitiéndose como una rueda. Por esto que los Budistas la llaman la rueda de la vida y la muerte, la rueda del tiempo. Se mueve como una rueda: al nacimiento le prosigue la muerte, a la muerte le prosigue el nacimiento; el amor es seguido por el odio, el odio es seguido del amor; al éxito le prosigue el descalabro, al descalabro le prosigue el éxito. ¡Solo observa! Si puedes observar tan solo por varios días, vas a ver surgir un patrón, un patrón circular. Un día, una fresca mañana, estás sintiéndote tan bien y tan feliz… y otro día estás tan apagado, tan fallecido que empiezas a meditar aun en cometer suicidio. Y apenas el pasado día estabas tan lleno de vida, tan dichoso que estabas agradecido con Dios, que estabas de buen humor y sintiendo un profundo agradecimiento, y ahora hay una enorme protesta y no ves el punto de proseguir viviendo… Y este círculo prosigue y prosigue, mas no ves el patrón. En el momento en que ves el patrón, puedes salirte de él.
Cambio  - Osho Zen Tarot
Cambio – Osho Zen Tarot

Comentario:

El símbolo en esta carta es una gran rueda que representa el tiempo, el destino, el karma. Las galaxias dan vueltas cerca de este círculo que se mueve continuamente, y los 12 signos del zodiaco aparecen en su circunferencia. Justo en la circunferencia están los 8 tri-gramas del I-Ching, y todavía más cerca del centro están las 4 direcciones, cada una alumbrada por una energía encendida. El triángulo que vira está ahora apuntando cara arriba, cara lo divino, y el símbolo chino del yin y el yang, masculino y femenino, inventiva y receptividad, descansa en el centro.

Comúnmente se ha dicho que la única cosa permanente en el planeta es el cambio. La vida es un cambio progresivo, evolución, fallecer y renacer. Todos y cada uno de los opuestos juegan un papel en este amplio patrón circular. ¡Si te sujetas del borde de la rueda puedes marearte! Muévete cara el centro del ciclón y relájate, a sabiendas de que esto, asimismo va a pasar.


Cuando charlamos de un cambio en nuestras vidas en la mayor parte de las ocasiones sugiere algún acto esencial, una desviación de las cosas que se repiten continuamente en nuestras vidas rutinarias. Esto habla de múltiples aspectos sobre las personalidades genéricas en nuestro planeta, vemos que uno no acostumbra a mudar por costumbre, esta costumbre se halla de manera directa relacionada con el miedo de encontrarse uno envuelto en nuevas sensaciones, esto deja un mensaje bien claro, mientras que uno no tome la resolución de mudar, la rueda proseguirá rodando del mismo modo durante todo el tiempo. Es por esta primordial característica en nuestra vida que los Budistas charlan de la rueda de la vida y la muerte, es la llamada asimismo como gran ruedad el tiempo.

En esta rueda incesante se ve seguida la muerte del nacimiento y a la inversa, hallamos al odio que es perseguido por el amor, vemos que al enorme éxito le prosigue el fuerte descalabro y por su parte asimismo en a la inversa, todo se halla unido en la rueda de la vida en la religión Budista.

Esta carta del Tarot Zen de Osho viene con una reflexión tras un llamado de atención, si nos paramos un pequeño tiempo sobre nosotros y examinamos detalladamente nuestras generalidades vamos a ver un patrón, que se repite cada día, vamos a ver que nuestras acciones llevan un patrón circular que describe un ciclo. Esto no desea decir que no te halles en un instante apacible, sino todo lo opuesto, un día estas bien y al otro te sientes mal, el cambio representa los extremos, mas son justamente estos extremos que marcan un ciclo, el ciclo de la rueda, la rueda de la vida.

Esta carta meridianamente es un llamado de atención, no es ni buena ni mala, solo una carta que exclama a fin de que te escuches, es el instante de dejar de contradecirte y sencillamente sostenerte de una vez en una postura firme, no se puede estar bien con Dios por la mañana y por la noche del mismo día llegar a abominarlo, este es el instante de tomar las bridas de la situación y dejar atrás las protestas de la inmadurez.

Cuando aparezca la enorme rueda en tu tirada de Tarot budista abre los ojos, es un instante que predica un cambio preciso en ti, un cambio en tu entrecierro, un cambio en las personas que se hallen cerca de ti, el cambio siempre y en toda circunstancia es renovación, siempre y en todo momento es desarrollo mientras que uno se sostenga en la solidez de su ser.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tarot Osho Zen
error: Content is protected !!