18 – Vidas Pasadas

El pequeño puede ser consciente solo si en su vida pasada ha meditado lo bastante, si ha creado suficiente energía para combatir con la obscuridad que trae la muerte. Uno sencillamente se pierde en un olvido y de pronto halla un nuevo útero y olvida totalmente el cuerpo viejo. Hay una discontinuidad. Esta obscuridad, esta inconciencia crea la discontinuidad. El Oriente ha estado trabajando duro para penetrar estas barreras. Y diez mil años de trabajo no han sido en balde. Todos pueden penetrar en las vidas pasadas, o bien en muchas vidas pasadas. Mas para eso deben ir más profundo en su meditación, por 2 razones: salvo que vayas más profundo, no puedes localizar la puerta a otra vida; en segundo sitio, debes estar en profunda meditación por el hecho de que si hallas la puerta a otra vida, una avalancha de acontecimientos van a venir a tu psique. Y ya es lo suficientemente duro lidiar con una sola vida…
Vidas Pasadas  - Osho Zen Tarot
Vidas Pasadas – Osho Zen Tarot

Comentario:

Las manos de la existencia forman los genitales femeninos, la apertura de la madre

cósmica. Se revelan dentro muchas imágenes, semblantes de otros tiempos.

Aunque puede ser entretenido soñar sobre vidas pasadas conocidas, es solo una distracción. El punto real es ver y entender los patrones kármicos de nuestras vidas, y sus raíces en el ciclo interminablemente repetitivo que nos captura en conducta inconsciente.

Las 2 lagartijas de arcoíris a cada lado representan el saber y el no-saber. Son los guardianes del inconsciente, asegurándose que estemos dispuestos para la visión que puede resultar asoladora.

Un vislumbre en la eternidad de nuestra existencia puede ser un regalo, y el entender la función del karma en nuestras vidas es una cosa que no podemos captar con la voluntad. Este es un llamado a despertar; los acontecimientos de tu vida están procurando mostrarte un patrón tan viejo como el del viaje de tu ánima.


En nuestro planeta muchas ocasiones acostumbran a encontrarse a pequeños que son totalmente concientes de su vida pasada, mas es my esencial la labor de meditación a fin de que consiga adquirir estos conocimientos. Esto sucede cuando estas personas alcanzan un alto nivel energético que consigue imponerse tras la fuerte obscuridad que trae la propia naturaleza de la muerte. En nuestras vidas en general uno sencillamente se pierde en un olvido y se halla en un nuevo útero en un nuevo cuerpo. Es esta obscuridad es esta inconciencia que forma la discontinuidad presente en nuestra forma de ser a lo largo de nuestras vidas pasadas.

Cuando vemos al planeta del Oriente vemos que la humanidad ha trabajado muy con fuerza durante diez mil años para poder penetrar estas barreras, y para poder conocer los acontencimientos de la o bien las viejas vidas pasadas. Para conseguir este objetivo el individuo debe conseguir un nivel más profundo en la meditación, esto meridianamente se da por 2 motivos absolutamente razonables, uno es que para conseguir localizar la puerta de la otra vida debe navegar de manera profunda, y la otra es que para poder percibir esta información uno debe tener un nivel alto de autocontrol, no nos olvidemos lo duro y bastante difícil que es tener los recuerdos de una vida, imaginémonos lo que sería traer a una psique el triple o bien considerablemente más cantidad de recuerdos, de seguro sería un descontrol. Es por esto y para conseguir este propósito que el adiestramiento de la meditación se vuelve escencial en el Budismo.

Cuando observamos a la carta del Tarot de Osho vemos a unas manos que simbolizan los genitales femeninos, es la apertura o bien iniciación que da la enorme madre galáctica. Dentro de ellas se ve un sinnúmero de imágenes, figuras que representan los semblantes de otros tiempos. Esta carta nos lleva a observar los puntos esenciales que marcan los patrones kármicos para conseguir localizar un equilibro cara nuestra forma inestable de estar.

Cuando salga esta carta en tu Tirada de Tarot Zen, es instante a fin de que adiestres tu meditación para conseguir supervisar las emociones y los impulsos que traen inestabilidad a tu vida. Las 2 lagartijas que se ven en los dos costados representan el conocimiento, son los 2 grandes guardianes del inconciente, el saber y el no saber, basándonos en esta simpleza de nuestra naturaleza es que vamos adquiriendo los conocimientos.

Hay que comprender que un simple vistazo en nuestras vidas pasadas es un regalo, un obsequio de nuestra madre naturaleza que nos lleva a captar nuestra voluntad más profunda, es un enorme llamado a despertar de la ceguera general de nuestra realidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tarot Osho Zen
error: Content is protected !!