Receptividad

Escuchar es uno de los secretos básicos para entrar en el templo de Dios. Oír significa pasividad. Oír significa olvidarte de ti totalmente. Solo entonces puedes oír. Cuando escuchas atentamente a alguien, te olvidas de ti. Si no te puedes olvidar de ti, jamás vas a escuchar. Si eres demasiado auto siendo consciente de ti, sencillamente aparentas que estás escuchando, mas no escuchas. Puedes asentir con la cabeza; puedes ciertas veces decir sí o bien no, mas no escuchas. Cuando escuchas, tu te transformas sencillamente en un canal, en una pasividad, en una receptividad, en una matriz: te vuelves femenino. Y para “llegar”, uno debe volverse femenino. Tu no puedes llegar a Dios como invasor beligerante, como conquistador. Únicamente puedes llegar a Dios… o bien es mejor decir: Dios puede llegar a ti únicamente cuando eres receptivo. En el momento en que te transformas en Yin, en una receptividad, la puerta se abre. Y esperas. Oír es el arte de volverse pasivo.
Receptividad  - Osho Zen Tarot
Receptividad – Osho Zen Tarot

Comentario:

La receptividad representa lo femenino; es la cualidad receptiva del agua y de las emociones. Sus brazos se extienden cara arriba para percibir y está absolutamente sumergida en el agua. No tiene cabeza, no tiene una psique ocupada y beligerante que esconda su receptividad pura y, conforme se llena, está vaciándose de forma continua, desbordándose y recibiendo más. El modelo o bien matriz de loto que surge de ella, representa la armonía perfecta del cosmos, que se vuelve evidente cuando sintonizamos al unísono con ella.

La Reina del Agua trae un tiempo de desapego y gratitud con lo que la vida nos trae, sin esperanzas o bien demandas. No importa ni el deber ni un pensamiento de mérito o bien recompensa. La sensibilidad, la intuición y la compasión son las cualidades que relucen ahora, disolviendo todos y cada uno de los obstáculos que nos sostienen separados a unos de otros y completamente.


Esta es la carta del Tarot de Osho que sirve para hallar los secretos más básicos que sirven para poder entrar en el bello templo de Dios. La relevancia de poder oír es una cosa que prueba una cualidad de calma y una atención esencial que sirve para digerir los conocimientos. Esta acción de percibir prueba una clara característica de la pasividad, oír prueba un claro instante de desprendimiento sobre las cosas personales, uno al oír se desprende de lo de uno para poder examinar y digerir lo del resto.

Esto es lo esencial que transmite la Carta del Tarot, de la Receptividad, cuando tu te pones a oír atentamente te olvidas por completo de ti, esta realidad es sumamente esencial puesto que es cierto que muchos semejan percibir y no lo hacen. Para poder verdaderamente esuchar hay que salir de uno mismo, en tanto que si no se hace solo vas a poder desplazar la cabeza como signo de aceptación sin haber asimilado nada.

En el instante que tu consigues percibir es exactamente cuando te conviertes en un canal, eres todo pasividad, es el instante favorezco, cuando verdaderamente el término de receptividad es parte de ti, es esta acción que semeja simple mas que en el plano real es realmente difícil conseguir interpretar y por consecuente aplicar de forma satisfactoria. En esta acción pasas a formar de la parte femenina, la parte receptora y de ahí que que la imagen de la carta está basada en el cuerpo de una mujer, una mujer que muestra el torso desnudo, y que como en el acto pero íntimo, el de sexualidad, uno toma esta imagen receptora para el siguiente aprendizaje.

Es en esta carta del Tarot de Osho que te conviertes en el auténtico Yin, cuando las puertas empiezan a abrirse, y es el instante en donde te toca aguardar, la acción de oír es volverte de una manera pasiva que acompaña la positividad. En el momento en que te salga la carta de la Receptividad en tu tirada de Tarot es por el hecho de que te hallas en un instante favorezco para percibir, es el instante de que salgas del ahogo de tus pensamientos, llega la hora en que te habrás a las palabras de alguien más para poder cotejar y digerir los nuevos aprendizajes.

No hay mejor ayuda que la palabra de alguien próximo, aférrate a las personas más próximas y goza de la vida de una forma sosiega y consiente. Es el instante de dejar despertar esa parte femenina en ti, dejar volar esas cuotas de sensibilidad y compasión, entiende la auténtica realidad de las cosas y libérate de ese ego que solo lleva a ver tus deseos. Sal de ti mismo y vas a poder aprender no solo sobre el resto, sino vas a poder aprender de ti.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tarot Osho Zen
error: Content is protected !!