Floreciendo

El Zen desea que vivas, que vivas en exuberancia, que vivas en la totalidad, que vivas intensamente; no al mínimo, como lo quiere el cristianismo, sino más bien al límite, rebosante.

Tu vida debería llegar a otros. Tu dicha, tu bendición, tu éxtasis no debería contenerse en el interior, como una semilla. Debería abrirse como una flor y expandir su olor a todos y cada uno de ellos, no solo a los amigos sino más bien asimismo a los extraños.

Esta es la compasión real, este es el auténtico amor: compartir tu iluminación, compartir tu danza del más allí.

Comentario:

La Reina del Arco Iris es como una planta fabulosa que ha llegado a la cima de su florecimiento y de su colorido. Es muy sexual, muy vital y llena de posibilidades. Chasquea sus dedos con la música del amor y su collar con los signos del zodiaco está puesto de tal manera que Venus descansa sobre su corazón. Las mangas de su vestido poseen exuberancia de semillas y, cuando sople el viento, las semillas se extenderán para echar

raíces donde puedan. A ella no le importa si caen en la tierra o bien en las rocas; sencillamente las extiende a todos lados en celebración profunda de vida y amor. Las flores caen desde arriba, en armonía con su florecimiento, y las aguas de la emoción ondean juguetonamente bajo la flor en la que se sienta.

Puede que ya te sientas como un jardín de flores; regado de bendiciones que vienen de todas y cada una partes. Da la bienvenida a las abejas, invita a los pájaros a tomar de tu néctar. Extiende tu gozo alrededor y compártelo con todos.

La carta Floreciendo del Tarot de Osho es una carta bella, jovial, que contiene en sí un sinnúmero de colores, una enorme cantidad de energía positiva y sumamente vital. Es una carta que representa la naturaleza del camino del Zen, en tanto que este camino busca que puedas verdaderamente vivir, hallar las exuberancias, sentir la totalidad para localizar una pura intensidad que consiga hacerte llevar lo más lejos posible tus conocimientos y posibilidades.

Esta carta representa la bendición, representa el auténtico éxtasis que se halla dentro de cada uno de ellos de nosotros y que espera por ser compartido con el resto, es una energía bella, una energía que busca la vitalidad en las cosas, que procura aferrarse de los aspectos positivos y se instala por sobre las cosas que solo representan el dolor y egocentrismo.

A veces cuando se escucha que el amor y las buenas energías están para compartirse con todos semeja que suena como algo alocado, o bien quizá insensato, mas cuando uno consigue sentir la totalidad en uno mismo ya deja de tener un semblante sin ademán, tiene una sonrisa incesante, y solo sonriendo verdaderamente se puede compartir y mudar el rumbo de las energías de las personas. En ocasiones creemos que somos una raza compleja, mas con poquísimo uno puede pasar de la frialdad al calor de la amistad y entendimiento, solo hay que animarse y dejar de meditar en lo que puedan decir el resto, animarse a ser uno mismo por uno para entonces ser con el resto.

Cuando un individuo consigue este nivel de entendimiento real es cuando se halla frente al auténtico amor, es cuando uno siente la libertad por compartir la iluminación conseguida, es el instante en que uno puede relucir para efectuar la danza en el más allí.

Si te sale esta carta en tu tirada de Tarot es un claro mensaje de aliento, es el instante de que te animes a compartir lo que tienes, es el instante de que reluzcas pues ya tienes todo para hacerlo, solo te falta la cuota de resolución para reafirmar lo que has logrado a lo largo de estas vidas. Observa la carta, y reluce como , libera la extensa gama de colores que se halla en ti, sonríe y canta el auténtico amor que se halla acá para todos , es tiempo de vivir, compartir, y gozar de la auténtica exuberancia de la vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tarot Osho Zen
error: Content is protected !!